Una pelea cotidiana entre padres e hijos es lograr que los niños guarden sus juguetes para que la casa no parezca una batalla campal…

Alodia Tiestos es madre y coach. Ayuda a mamás trabajadoras fuera del hogar a lograr un equilibrio entre su desarrollo personal y profesional. Por medio de herramientas de coaching, programación neurolingüística e inteligencia emocional, las acompaña en este proceso hermoso y retador.

Esta experta en crianza positiva explica por qué es tan difícil lograr que los niños guarden sus juguetes. La frase “tienes que recoger tus juguetes” es el intento de querer controlar el desorden, de carros, libros, pelotas, y todo lo que los niños hayan podido sacar. Minutos más tardes se comprueba que la típica frase es poco efectiva.

La frase “Tienes que recoger tus juguetes” esta compuesta por “tienes” palabra que no deja alternativa de elección

La frase “Tienes que recoger tus juguetes” esta compuesta por “tienes” palabra que no deja alternativa de elección. La consecuencia de esta expresión es que los niños se sienten poco motivados a colaborar. Ya contamos con que recoger no sea divertido, y además lanzamos esta sentencia que hace sentir a los niños atrapados.

disciplina positiva

Así que si quieres que tu hijo guarde o al menos ayude a recoger sus juguetes, puedes usar estas ideas:

1. Cantar una canción que hable de guardar los juguetes. Si cada noche antes de cenar cantas la misma canción y te pones a recoger, el niño irá asociando esa canción con recoger y simplemente tendrás que cantar la canción para que comience a hacerlo. ¿Cuántos días se necesitan para que empiece a imitarlo? Por lo menos, 21 días seguidos, dependiendo de la edad.

2. Ofrece al niño una elección. ¿qué prefieres, recoger las pelotas primero y después los rompecabezas, o al revés? De esa forma sentirá que puede elegir y se mostrará más receptivo a recoger.

3. Anticípate por lo menos 5 minutos antes que termine el tiempo de juego. Puedes usar un reloj de arena para explicar al niño que quedan 5 minutos para jugar con sus juguetes. Luego llegará la hora de guardarlos en su lugar.

4. Mostrar al niño lo que hay que hacer simplemente con una sonrisa y con gestos. Una vez que le hemos anticipado cuando termina el tiempo de juego, podemos recordarle lo que hay que hacer simplemente guardando el primer juguete en la caja.

5. Buscar soluciones conjuntas.  Cuando los niños están entre los 4 o 5 años de edad, ya podemos tener una conversación con ellos para encontrar una solución conjunta. Les explicamos la situación que nos preocupa, por ejemplo, “si no recoges los juguetes, podemos pisarlos y caernos, y no me gustaría que nos hiciéramos daño”. ¿Qué solución se te ocurre para que los juguetes queden en su lugar?. Los niños son muy creativos, déjate sorprender por las ideas que se les ocurrirán.

Estas 5 ideas te ayudaran a que el momento de recoger sea una oportunidad de buen diálogo y de entendimiento con tu hijo. Al terminar se darán cuenta que no  hubo dolores de cabeza y sí mucho respeto.

“Porque recoger los juguetes puede ser divertido. Porque ser madre es mucho más. Porque ser padres es mucho más”.

Artículo publicado en MAMÁCOACH 

 

mm
A través de Mundo Máh! queremos acompañar a todas las mamás y papás en el maravilloso camino de la crianza. Sabemos que es más fácil cuando tienes el apoyo y soporte de tu familia, amigos, otras mamás. En este espacio convergen mujeres y mamás que quieren compartir contigo sus experiencias, consejos e ideas. La meta: contribuir al desarrollo integral de tus hijos.

También publicado en Medium.