A los dos años todos los papás empezarán a notar cambios significativos en la conducta de sus hijos.

Cuando parecía que ya todo estaba teniendo una rutina llegan los 2 años y todo parece cambiar sin aviso. Sí, es la etapa de las pataletas, de los miedos, las pesadillas, y la necesidad de ejercer la voluntad llevando la contraria en todo.

También es el momento en que empiezan a seleccionar la dieta, ya no quieren comer alimentos que antes comían sin ningún problema y hasta con gusto. Los padres van perdiendo la capacidad de poder planear todo al detalle porque ya el bebé tiene iniciativa de temas que antes no se planteaban.

Se está definiendo su personalidad, y esto se ve reflejado en que ya disfruta eligiendo las opciones que más le gusta, y precisamente le disgusta muchísimo que no le respeten sus elecciones.

Además, este momento trae muchos cambios de rutina, para muchos bebés se está acabando la lactancia, otros se están despidiendo de su chupo y es la edad en que generalmente se quita el pañal.  

Todos estos cambios traen tensión, frustración y agotamiento en los padres, pero para esta etapa el único consejo viable es el más fácil de decir y el más difícil de practicar: PACIENCIA.

Estos Tips te ayudarán a disfrutar en familia esta etapa y a afianzar las bases de la educación de tu pequeño:

los dos años

1. Háblale con firmeza y amor

Trata de no salirte de tu centro. Si reacciones de manera fuerte o desesperada, es probable que se sienta rechazado. Ponte a su nivel, abrázalo y háblale firme, así sentirá que, aunque no lo esté haciendo bien tú lo amas.

 

2. Ayúdalo a conocer sus emociones

Dale herramientas para que logre conocer sus emociones, para que pueda reconocerlas y afrontarlas. Así podrá salir pronto de la rabieta y disminuir las reacciones impulsivas.

 

3. Fomenta su autonomía

Para tu pequeño en este momento es importante sentirse autónomo, ayúdalo sin presionarlo. Estar presente para ofrecerle ayuda cuando lo necesite es clave en este proceso.

 

4. Déjalo tomar sus decisiones

Si le das 2 opciones para escoger, sentirá que no es una obligación y que tiene la posibilidad de elegir. Un ejemplo de esta situación puede ser: Es hora de vestirnos, ¿quieres ponerle el pantalón negro? O ¿prefieres la falda rosada?

 

5. Tener Rutinas

Tener buenos hábitos, ayuda a los niños a tener la mente clara, dándoles seguridad porque saben qué actividades seguirán.

Esperamos que con estos 5 Tips logres respirar profundo y entender que sólo es una etapa que con amor y disciplina se superará.  Esto no significa que por hacerlo una vez se logre el resultado inmediato así que nuevamente PACIENCIA.

Comparte con nosotros y con todas mamás que nos leen los tips que te han servido en los 2 años de tu pequeño.

 

mm
A través de Mundo Máh! queremos acompañar a todas las mamás y papás en el maravilloso camino de la crianza. Sabemos que es más fácil cuando tienes el apoyo y soporte de tu familia, amigos, otras mamás. En este espacio convergen mujeres y mamás que quieren compartir contigo sus experiencias, consejos e ideas. La meta: contribuir al desarrollo integral de tus hijos.

También publicado en Medium.