La meditación tiene beneficios físicos y efectos que hoy día están científicamente comprobados. Es una práctica que puede ayudarlas en el camino del bienestar personal, ¡y así ayudarlas a ser mejores mamás!

¡Hola, mis queridas máhs! Hoy les quiero recordar la importancia de la práctica de la meditación e invitarlas a comenzar este camino conmigo. La meditación, herencia de origen oriental que se ha ido adhiriendo con el tiempo a las prácticas cotidianas de occidente, tiene beneficios físicos y efectos que hoy día están científicamente comprobados. ¡Las invito a animarse y comenzar a meditar, hay muchas razones positivas para hacerlo!

 

¿Cómo comenzar a adentrarte en la meditación? ?

Existen muchos métodos para adentrarse en esta práctica. Está a nuestra disposición una gran cantidad de fuentes y de ejemplos a seguir, uno de ellos es el Reiki.

Como muchas sabemos o hemos escuchado, la meditación es una excelente práctica para el alma y para el cuerpo. Algunos de los principales beneficios de meditar son en buena parte muy significativos para nuestra vida diaria: calma la ansiedad, alivia el estrés y la depresión. Además de ello —especialmente importante— nos ayuda a conectarnos y a establecer una relación más profunda con nuestra intuición y sabiduría porque abre y enciende nuestro corazón.

En mi experiencia personal y con base en lo que he experimentado, puedo decirles que durante la meditación nos damos cuenta detallada de qué nos está pasando, de qué estamos pensando o sintiendo. En ese momento en que sentimos “darnos cuenta” surge la sabiduría de nuestro corazón, una sabiduría muy poderosa que constituye una guía en nuestro día a día, especialmente cuando luego de escucharla aspiramos a tomar acción y obedecemos  la guía recibida.

Pero, ¿quiénes pueden meditar?

Todos podemos meditar. La iluminación fundamental está en todos por igual y es una aptitud que todos podemos realizar. De esta forma, meditamos porque tenemos la habilidad para desarrollar nuestro potencial fundamental. Lo ideal es que nos comprometamos a meditar diariamente, voluntariamente y sin importar por cuanto tiempo. ¡Lo más importante es comenzar!  Quisiera compartirles algunas recomendaciones relevantes con el fin de que disfrutemos correctamente la meditación. Es muy importante y debemos tener en cuenta estos consejos:

1. Busca el espacio correcto ?

Es recomendable encontrar un espacio que sintamos apropiado, en el que nos sintamos cómodas, podemos sentarnos en una silla o en un cojín en el suelo, pero la posición ideal es permanecer sentados para no quedarnos dormidas. ¡Es importante que te sientas cómoda para que la mente no busque razones para interrumpir el proceso!

 

 2. Incrementa la duración a medida vayas mejorando ⏲

Es recomendable establecer el tiempo de duración de la meditación. El tiempo podrá ir incrementando paulatinamente y en la medida en que te sientas más segura en cada sesión. Puedes comenzar por 10 minutos y a medida de que sientas que puedes relajarte más, puedes ir incrementando la duración. Asegúrate de que no haya interrupciones en este espacio, que es solo para ti y tiene como objetivo lograr tu conexión contigo misma y con tu corazón.

 

3. Ten paciencia ??

Has de saber que tu mente intentará sabotear el proceso meditativo, porque en la meditación nos damos cuenta de muchas cosas importantes (acallar la mente es arduo porque no es del todo fácil impedir que ciertos pensamientos nos asedien). El ego hace de las suyas para buscar mil razones e impide que logremos entrar y permanecer en ese estado de paz y sabiduría. Entonces, lo importante es llenarnos de paciencia y entender que si nuestra mente comienza a interferir, podemos suavemente respirar y volver a concentrarnos, sin frustrarnos. Poco a poco iremos logrando la tranquilidad deseada.

 

4. Mide tus expectativas ?

No es recomendable tener expectativas apresuradas que ocupen nuestra mente acerca de lo que vamos a lograr durante el tiempo de la meditación. Debemos confiar en que la Inteligencia Superior nos guiará y generará el resultado apropiado en nuestra mente, cuerpo y corazón. Debemos confiar en que será un proceso sanador y que nos traerá calma y, ante todo, paz. ¿Por qué digo lo anterior? Porque muchas veces pasa que al principio tenemos una sensación de calma y paz, pero después de un rato la mente parece estar incluso peor que antes. Pero aunque el estado de nuestra mente pueda parecer peor, advertirás después que está mejor. Por eso recomiendo confiar en el proceso y mantener la continuidad de la práctica, como una fuente que sigue su continuidad y resiste hasta un nuevo comienzo. Es el cuidado y la constancia lo que hace que nuestras obras prosperen. Una razón por la que tu mente parece empeorar en su estado después de un momento de meditación es que tus problemas emocionales empiezan a relucir y a hacerse un poco más notorios. Por ello es importante dejar que surja de nuestro interior lo que tenga que surgir, para verlo, para meditar sobre ello y atenuarlo. Trata de no juzgar tus pensamientos, no los rechaces ni te aferres a ellos, déjalos fluir como el cauce de un río sosegado, deja que aparezcan y no trates de abrumar tu mente. Si tu mente está calmada, tu meditación puede ser más relajada. Todos los meditadores experimentamos perturbación emocional y llanto cuando lo practicamos. Deja ser el momento, después llegará la paz.

 

5. Enfócate en la respiración ?

Procuremos poner nuestra  atención en la respiración. La respiración está conectada con los vientos sutiles y esto está conectado con la mente-corazón.

Cuando tu mente esté inquieta concéntrate en el Chakra del ombligo, en tu plexo solar; cuando estés somnolienta concéntrate en el Chakra de tu tercer ojo (ubicado en la frente). Cuando lo hagas no olvides seguir concentrada en tu respiración, ya que la respiración, como dijimos antes, es fundamental para lograr la calma introspectiva que nos conecta a nuestro corazón. Si mantienes la concentración en la respiración, de manera natural se va a calmar la mente.

 

6. Reflexiona, busca la serenidad de la que eres capaz e inténtalo ?

Démosle continuidad a nuestra búsqueda meditativa y no nos detengamos si nuestra mente llega a sabotearnos, porque les prometo que la paz interna está a la vuelta de la esquina. Si continuas fluyendo te sentirás alegre y ligera, empezara a estabilizarse la sensación de serenidad y, por último, surgirá de tu interior un sentimiento de amor y compasión. La paz interna empieza allí. ¿Por qué sucede esto? Toda la perturbación emocional habrá salido, entonces la mente se calmará y podremos conectar con nuestro corazón y nuestra mente una más aguda sensibilidad que tienda a ese estado que llamamos paz.

 

 7. Sé constante, muchos sabios han dicho que la constancia es la causa de las mejores obras ?

Es importante recordar siempre que todos tenemos el potencial para experimentar paz interna. Este potencial está presente, pero normalmente está oculto. Es importante no imponer ni forzar demasiado. Si la meditación se vuelve extremadamente difícil, detente y haz otra cosa. Pero te recomiendo que vuelvas a intentarlo al día siguiente, ¡no desistas!

Verás cómo con el tiempo tu mente se aclarará, como un cielo azul despejado. Es posible para la mente estar libre de pensamientos. Aún entonces, llegados a esto, podremos ir más lejos. Un amor imparcial incluso por nuestros enemigos surgirá. Notaremos que no es fácil llegar a ese nivel, pero es posible experimentar ese mismo amor por todos.

meditar para mujeres

Consideremos que no es necesario ser budista para meditar; cuando les comparto estos consejos estoy compartiendo el budismo, pero no espero que se vuelvan budistas. El budismo nos enseña un fundamento íntegro para todos: que el Amor es el deseo de que los demás sean felices. Todos queremos ser felices y tenemos derecho a ser felices. La Compasión es el deseo de que los demás se liberen del sufrimiento. Dichos sentimientos y máximas del budismo convergen en la práctica de la meditación

Hay muchos métodos hábiles que se enseñan en el budismo, dependiendo de las habilidades e inclinaciones de las personas, pero la meditación es el más importante y practicado. Por un lado, la meditación es la mejor forma de plegaria, es el mejor tipo de ofrenda, y la mejor práctica de purificación; por otro, la meditación es la mejor forma de conducta virtuosa. Puede llegar al corazón de todos. Incluso las personas y animales que vivan con un meditador se beneficiarán de ello. Así que mi trabajo es motivarlas, para que practiquen la meditación con fuerza y con constancia. Podríamos practicar con otros, en grupo, pues así es más fácil.

Espero este artículo las ayude mucho, pronto les estaré compartiendo una meditación guiada grabada para acompañarlas en el camino. Quedo muyyyy atenta a cualquier comentario o duda. Bendiciones de luz y amor, Cris.

mm
Además de ser directora de máh! y mamá de Manuela, Cristina da life coaching para ayudar a los padres a alcanzar el bienestar integral de sus hijos. En Mundo Máh! ofrece sus experiencias como madre, maestra Reiki y del aprendizaje con especialistas en el campo infantil. Su objetivo es que logres un balance cuerpo, mente y corazón porque sabemos que esto repercutirá positivamente en la vida y desarrollo de tus niños.

También publicado en Medium.