Quien ha tenido que ver a su pequeño  sufrir de estreñimiento, sabe todas las molestias por las que ha tenido que pasar. Aquí te dejamos 9 tips para que tu bebé no vuelva sufrir esta condición…

¿Por qué ocurre el estreñimiento? Lo primero que debemos entender es que la alimentación es en la mayoría de los casos la responsable de esta condición. Si nos alimentamos con unos u otros alimentos, la condición mejora o empeora. Pero, ¿Qué ocurre con los recién nacidos? en el caso de un niño que es amamantado, este tendrá el privilegio de no sufrirlo debido a que la leche materna tiene los nutrientes que contribuyen a la buena digestión, sin riesgos de cólicos, ni estreñimiento. Mientras que un niño que es alimentado con leche de fórmula tendrá mayor probabilidad de padecerlo.

La leche materna contiene una grasa llamada OPO, que permite que las heces de los niños sean blandas gracias a su especial digestión y absorción a nivel intestinal

¿Entonces que tiene la leche materna que evita el estreñimiento? la respuesta está en su composición, pues dentro de muchos factores uno de ellos es el tipo de grasa que contiene. La leche materna contiene una grasa llamada OPO, que permite que las heces de los niños sean blandas gracias a su especial digestión y absorción a nivel intestinal. 

En la medida que los niños crecen, su sistema digestivo continúa madurando, por lo que otro factor importante que contribuye a la buena salud intestinal es la fibra que se obtiene de la inclusión de frutas y vegetales, los cuales contienen un tipo de fibra llamado Frutooligosacáridos (FOS), presente en las frutas, y Galactooligosacarido (GOS), presente en la leche materna de manera muy abundante. Esto confiere entre otros beneficios consistencia suave en las deposiciones, facilitando el tránsito intestinal.

Por lo tanto, cuando se seleccionan los alimentos para la alimentación del niño deben estar presentes estos valiosos nutrientes OPO, GOS y FOS pues están directamente asociados a una sana digestión.  Estos nutrientes evitan el estreñimiento dándole a sus hijos una mejor calidad de vida.

TIPS

1. LACTANCIA MATERNA: se recomienda desde el nacimiento y de manera exclusiva los primeros 6 meses. Extendida y complementaria hasta los dos años de edad.

2. FRUTAS: Al iniciar la alimentación complementaria – a partir de los 4 a 6 meses – incluir frutas preferiblemente enteras y crudas. Las frutas son una excelente fuente de fibra, entre las más reconocidas para combatir el estreñimiento esta la ciruela, la pera, granadilla, mango y papaya, pero es importante saber que no todos los organismos funcionan igual por lo tanto hay que observar y evaluar.

3. CERALES INTEGRALES: elija los cereales integrales o con importante aporte de fibra, como la avena, quinoa y maíz.

4. VEGETALES:  deben ser parte importante de la alimentación, pueden ser crudos como la zanahoria, lechugas o apio. También pueden ser cocidos, en ese caso la mayor variedad posible como espinacas, acelgas, espárragos, kale, calabacín, berenjena, habichuelas, entre otros.

5. GRANOS:  Los fríjoles, las lentejas y las habas, tienen una importante fuente de fibra, estos se pueden ofrecer en sopas, guisados o ensaladas. Evaluar la tolerancia debido a que sus consumos en algunos casos pueden ocasionar distensión abdominal por producción de gases.

6. AGUA: a partir de los 6 meses o cuando se inicia la alimentación complementaria se debe iniciar el hábito de consumo de agua. Ideal ofrecerla con las comidas o cuando el niño tenga sed, de esta manera se va implantando el hábito saludable para toda la vida. El agua hidrata y permite que las heces se formen sin endurecer.

7. EJERCICIO: contribuyen a la motilidad intestinal. Acostado sobre la espalda, flexionar las piernas de tu bebé llevando las rodillas al pecho, en esa posición girar a la derecha y luego a la izquierda. Repetir varias veces.

8. MASAJE: acostado sobre la espalda, realizar un masaje suave sobre la región abdominal, en el sentido de las agujas del reloj. Preferiblemente usa aceite y frota tus manos antes de iniciar el masaje para calentarlas. El masaje debe hacerse sin ejercer presión fuerte.

9. LEER LAS ETIQUETAS: elegir la leche para niños que contenga estos tres nutrientes: OPO, GOS y FOS debido a su importancia comprobada en la prevención del estreñimiento.

comida para bebes

 

¡Espero que con estos 9 consejos ayudes a mejorar la digestión de tu bebé!

 

mm
Es Nutricionista Dietista con especialidad en Crecimiento y Desarrollo de Niños. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el campo de nutrición infantil y ha impartido charlas, talleres y cursos tanto a profesionales de la salud como a padres. Actualmente trabaja en máh! en el área de relaciones con profesionales de la salud. En Mundo Máh busca guiar a los padres en el importante camino de la buena nutrición de sus hijos.

También publicado en Medium.