El 99% de las mamás buscamos ayuda para detener la caída masiva de pelo después del parto. Todas hemos gritado “ME VOY A QUEDAR CALVA”…

Tranquila, hay muy buenas noticias: No te vas a quedar calva la caída se produce por un proceso fisiológico y para que puedas saber la razón por la que se cae te voy a explicar un poco a cerca del pelo.

Cada pelo que ahora llamaremos folículo piloso tiene un ciclo de vida, así como nosotros nacemos crecemos y morimos, ellos también. El ciclo del folículo piloso tiene 3 fases anágena, ciclo de crecimiento masivo, catágeno donde hay una involución y telógeno que es la fase de reposo. Cada fase tiene una duración diferente en su orden de 1000, 10 y 100 días.

Así mismo, durante el embarazo se produce un sin número de cambios hormonales en nuestro cuerpo. Por ejemplo los niveles de progesterona, estriol y estradiol se elevan ¡9 veces!. Después del parto los niveles de estrógenos y progesterona retornan a lo normal, y la prolactina se eleva hasta 20 veces los niveles normales.

Todo esto hace que nuestros folículos presenten un poco de desorden en su ciclo. Durante el embarazo todas esas hormonas producen que muchos folículos permanezcan más de lo normal en la fase anágena por lo cual tu pelo se ve más lindo y más abundante. Sí, hay una razón médica de esa “luminosidad” que nos caracteriza cuando estamos embarazadas.

Así mismo muchos estudios han demostrado que por esos cambios hormonales cada folículo aumenta su diámetro volviéndose más grueso. La caída de las hormonas después del parto produce que un gran número de folículos, es decir todos esos que no se nos cayeron cuando estábamos embarazadas se vayan a su fase telógena en simultanea produciendo la caída del pelo.

Esta caída usualmente inicia hacia el tercer mes postparto y su duración es variable. Lo más frecuente es que tenga una duración entre un par de meses e incluso hasta un año. Afecta por igual a mujeres que tuvieron sus bebés por cesárea o por parto normal pues como ya sabes son las hormonas las que lo producen.

No te preocupes el pelo volverá a crecer, y el pelo que tenias antes de estar embarazada volverá a ser igual en cantidad y volumen, pero no será igual que cuando estabas embarazada. El proceso en el cual empiezan a salir y a crecer  folículos pilosos nuevos  puede durar entre 6 y 15 meses,  que es lo que dura en promedio los cambios en los folículos para que vuelvan a su ciclo normal.

 

¿Puedo hacer algo para que no se caiga?

En realidad, no hay ninguna forma de prevenir esta caída pues es proceso fisiológico sin embargo existen diferentes opciones que van a ayudar a disminuir un poco la caída pero sobretodo a que tu pelo salga un poco más rápido entre ellas se encuentran champús, suplementos multivitamínicos y lociones anticaída.

Finalmente, algo para tener en cuenta, es que en caso de que esta caída se prolongue más de lo esperado, y/o que tengas adicionalmente lesiones en el cuero cabelludo como descamación, granitos, o que el pelo se esté cayendo en forma de monedas te aconsejo que consultes a tu dermatolog@ de confianza.  Es posible que sea otro transtorno el que esté ocasionando la caída del pelo.

¡Ánimo y paciencia que a todas nos pasa!

 

mm
Es médica de la Universidad El Bosque, especialista en Dermatología de la Universidad Militar Nueva Granada. Adicionalmente realizó una especialización en Genética y Salud Pública en la Universidad de Pittsburgh y fellow en cáncer de piel y lesiones pigmentadas en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York. Es miembro de la Asociación Colombiana de Dermatología ASOCOLDERMA, American Academy of Dermatology (AAD) y de la International Dermoscopy Society. Le apasiona la investigación por lo cual ha sido autora de diferentes publicaciones indexadas en reconocidas revistas internacionales así como de capítulos de libros de Dermatología. Adicionalmente ha sido conferencista invitada en congresos nacionales e internacionales. En mundo máh busca compartir sus conocimientos para que en la práctica diaria las mamás puedan proporcionar un bienestar en su piel. Adicionalmente es dermatóloga institucional de la Fundación Santa Fé de Bogotá.

También publicado en Medium.