Al parecer todas las mamás se ven retadas al momento de preparar la lonchera para su pequeño…

Pasados los 2 años las mamás deben enfrentarse al reto de continuar con los mejores hábitos alimenticios para sus hijos, no solo en casa sino en entornos donde ellas no tienen el control. Es aquí donde la lonchera juega un papel protagónico.

En la infancia la lonchera, merienda u onces tiene una connotación divertida.  Lamentablemente la idea colectiva de alimentación saludable y alimentación divertida parece tener caminos bien opuestos.

En el último máh! en vivo Alexandra Santos, #GeekMom certificada como health coach, junto con el pediatra integrativo Héctor Mendoza, dieron a conocer bajo su punto de vista profesional el por qué es tan importante mantener los mejores hábitos de alimentación en los pequeños.

¿cómo lograr que la lonchera sea fuente de energía saludable?

Es común pensar que es misión imposible hacer una lonchera balanceada. Pero terminar con este bloqueo es mucho más fácil de lo que parece. Alexandra Santos y Héctor Mendoza, compartieron muchos consejos para lograr comer delicioso y sano.

Todo comienza en el mercado, o en el lugar donde vayas de compras. Para empezar, hay que incluir nuevas conductas, una de ellas es leer la tabla nutricional. En la actualidad hay tantas opciones de alimentos procesados en el mercado que es mejor cerciorarse de cuál es la mejor.

En la tabla nutricional y en la lista de ingredientes se puede hacer el primer filtro: ¿quiero que mi hijo coma esto? ¿yo comería esto? ¿hay tanta azúcar añadida en este producto?. Con esto no quisieron decir que es difícil encontrar buenas opciones de alimentos en el mercado, todo lo contrario, insistieron en que a veces los papás y los consumidores caen siempre en las mismas opciones de compra sin ser conscientes de esto.

El pediatra hizo énfasis en que, durante el proceso en que se instauran los hábitos de alimentación, los papás deben ser el principal ejemplo

Escogiendo las opciones a conciencia y no de manera automatizada, podrán encontrar tantas opciones sanas que empezarán a dejar de ver las compras de la lonchera saludable como un imposible. A esto hay que sumarle que estos snacks serán tanto para los niños como para los adultos de la casa.

El pediatra hizo énfasis en que, durante el proceso en que se instauran los hábitos de alimentación, los papás deben ser el principal ejemplo. Repitió que los hábitos alimenticios dependen de los padres. Enfatizó en que no sería congruente pedir que los niños coman una tostada de pan integral, con queso y aguacate en las onces, cuando alguno de sus padres come papas y gaseosa.

Un padre que interactúa con sus hijos les aporta seguridad @alejandraserjea

Una publicación compartida de Dr. Hector Mendoza (@drmendozapediatra) el

Así mismo, recomendaron involucrar a los niños en el proceso de la compra y la preparación de los alimentos. Es así como se crearán lazos emocionales y sentimientos positivos hacia la comida. Lo más importante de todo este proceso es generar consciencia de los hábitos ¿cómo? con paciencia, persistencia y perseverancia.

En cuanto a los alimentos que usualmente consume un niño en su lonchera. El doctor Héctor Mendoza, hizo un ejemplo práctico sobre la cantidad de azúcar que usualmente consume un niño en productos que hacen aparte de su ingesta diaria. 

Un juguito de caja puede tener hasta 15 gramos de azúcar, asociando que una cucharadita tiene aproximadamente 4 gramos

Empezó explicando que un juguito de caja puede tener hasta 15 gramos de azúcar, asociando que una cucharadita tiene aproximadamente 4 gramos. Es decir, en esa cajita hay casi 4 cucharaditas de azúcar.

Siguió con los tan comunes cereales para niños, donde una porción pequeña puede tener hasta 12 gramos de azúcar y generalmente se sirven dos porciones en un plato. El cereal sumado al azúcar de la leche o al azúcar del yogur, sin duda excede la cantidad de azúcar que un niño debe consumir diariamente.

Mendoza explicó que hace énfasis en el azúcar por la cantidad de enfermedades que esta puede generar, como los problemas intestinales, la diabetes, las alergias, entre otras. Además, el azúcar quita el apetito y causa hiperactividad.

Amando cada momento a tu lado mi Mateo ❤️

Una publicación compartida de Alexandra Santos (@santosalexandra) el

Alexandra por su parte, dio unas excelentes recomendaciones de cómo lograr snacks deliciosos. Insistió en escoger chocolates altos en cacao y bajos en azúcar para hacer recetas como brownies veganos. Recomendó los yogurt bites de máh! como una opción en el mercado muy baja en azúcar. La bebida de coco con semillas de chía es la favorita de su hijo Mateo.  

Fruta picada, yogur de almendras y granola sin azúcar es una receta que no requiere mucho tiempo y se pueden sentar a disfrutar todos en familia. Esta entre muchas otras opciones se pueden ir descubriendo jugando con el color de los alimentos, las preparaciones, los sabores, y la creatividad.  

Gracias al doctor Mendoza y a Alexandra Santos por compartir con todas las mamás que nos siguen el proceso que requiere lograr una lonchera balanceada, deliciosa y divertida.

 

mm
A través de Mundo Máh! queremos acompañar a todas las mamás y papás en el maravilloso camino de la crianza. Sabemos que es más fácil cuando tienes el apoyo y soporte de tu familia, amigos, otras mamás. En este espacio convergen mujeres y mamás que quieren compartir contigo sus experiencias, consejos e ideas. La meta: contribuir al desarrollo integral de tus hijos.

También publicado en Medium.