Sin querer usamos palabras incorrectas con nuestros hijos; desde el amor o también desde la falta de información…

Carolina Molina, psicóloga especialista en desarrollo infantil y Coach Ontológico a través de su experiencia explica la fuerza y consecuencia que tienen las palabras de una mamá en la conciencia de los hijos.

Muchas expresiones se vuelven automáticas en la maternidad, en su mayoría negativas. Esto puede ocurrir porque los nervios están alterados, la paciencia está agotada o porque son frases heredadas de nuestras mamás. Sin embargo, debemos ser conscientes que estas frases están construyendo o destruyendo la autoestima de nuestros hijos.

Es una realidad que las palabras tienen poderes y que determinan los comportamientos y acciones de las personas. Por eso antes de descalificar a nuestros hijos con frases como “qué niño tan desordenado” o “qué niña tan llorona”, debemos respirar y pensar en expresarnos hacia ellos con un lenguaje positivo.

Con este video de Carolina Molina, podrás comprender el poder de lo que decimos a los niños:

Repite las buenas experiencias con tu pequeño. Para cambiar la forma y maneras en que nos expresamos se necesita de disciplina y mucho amor. 

 

mm
A través de Mundo Máh! queremos acompañar a todas las mamás y papás en el maravilloso camino de la crianza. Sabemos que es más fácil cuando tienes el apoyo y soporte de tu familia, amigos, otras mamás. En este espacio convergen mujeres y mamás que quieren compartir contigo sus experiencias, consejos e ideas. La meta: contribuir al desarrollo integral de tus hijos.

También publicado en Medium.