La mayoría de las librerías y almacenes de productos para niños tienen una sección de libros. Allí hay de todo: desde libros de calidad por su texto y/o sus ilustraciones, hasta libros de los personajes de moda…

¿Cómo escoger que comprar?

El mejor consejo es dedicar dos minutos a hojear o leer por encima el libro antes de pasar por la caja (la mayoría de sitios no tienen problema si se retira con cuidado el plástico protector).  Hojear el texto y las imágenes permite revisar la presencia o ausencia de estereotipos: princesas rosadas, guerreros con armas, personajes de género femenino haciendo labores de casa, personajes masculinos luchando y otros semejantes.

La literatura está ahí para ampliar el mundo, mostrar lo posible y ayudar a formar criterio y opinión.  Eso es lo que los adultos buscan al leer y con ello se logra comenzar la formación de los buenos lectores. Pero debemos tener cuidado con la calidad y los temas de las primeras lecturas de los niños. Las imágenes estereotipadas del mundo forman en ellos visiones no reales y, en ocasiones, los llevan a juicios y opiniones que hoy en día traen más problemas que soluciones.

Sí, es cierto, los cuentos de princesas son divinos y sus mundos de fantasía llenos de castillos y héroes representan hermosos sueños ideales, pero no son la realidad de la vida

Sí, es cierto, los cuentos de princesas son divinos y sus mundos de fantasía llenos de castillos y héroes representan hermosos sueños ideales, pero no son la realidad de la vida. Tenemos la obligación de mostrar que hay otras cosas: que las princesas también deben lavarse los dientes y recoger sus juguetes y que pueden cabalgar en caballos o correr en autos de carreras. Y por el otro lado, también queremos mostrarles a los hijos varones que ellos también pueden cocinar, cuidar al otro, que no todos los piratas son malos y que no siempre tienen que ganar todas las carreras.

Por eso hay que abrir y leer rápidamente los libros antes de comprarlos; afortunadamente son cortos y esto se puede hacer en pocos minutos. Los padres son el filtro que los hijos necesitan, tienen la obligación de guiar y acompañar sus lecturas.  Y así como revisan aquello que ven en televisión, se requiere coherencia con lo que leen y observan en los libros.

 

¿Qué hacer cuando es el pequeño el que escoge y elige un título?

Primero, no pelear por eso con él/ella.  Es una oportunidad para motivar la lectura en el niño y no comprar el libro puede ser un desestimulo importante hacia él/ella.  Sugiero dos alternativas paralelas y que no se descartan una de la otra. La primera, comprar ese libro de cualquier manera, pero al mismo tiempo llevar otro de mejor calidad. Leer en casa ambos, cuando sea posible.

Segundo, no subvalorar la elección que el niño ha tomado, sino aprovechar para pensar y reflexionar con preguntas como: ¿Qué crees que pasa si no gana la carrera o si no logra la aventura? ¿Qué podría pasar? ¿Cómo sería ese personaje si hiciese las cosas diferentes? Es decir, hablar sobre la vida y mostrar con el ejemplo que las princesas no pueden tener todo lo que quieren ni ser caprichosas y que los guerreros no pueden ir destruyendo a todos simplemente por vanidad y gloria.

Confíen en ustedes mismos y en sus capacidades como padres para escoger lo mejor para sus hijos

Cuando los niños tienen la oportunidad de comparar libros de calidad con otros de no tanta, desarrollan su propio criterio y la mayoría de veces enfilan lentamente sus elecciones a libros que los hacen pensar y entender, más allá del personaje de moda.

En las librerías siempre hay buenos libreros que, con buen criterio, podrán guiarlos a escoger otro título; confíen en ellos. Pero, más que eso, confíen en ustedes mismos y en sus capacidades como padres para escoger lo mejor para sus hijos, aquello que les permitirá crecer y desarrollarse para lograr su máximo potencial.

*Conoce Creciendo Leyendo

 

mm
es Especialista en Literatura infantil y Juvenil. Ha trabajado en diferentes instituciones educativas apoyando a los niños en lectura y uso correcto de la información. Actualmente es la Directora de Creciendo Leyendo, una empresa que busca ayudar a fomentar la lectura en los jardines y familias, mediante talleres a profesores, padres y directamente con niños. En Mundo Máh quiere ayudarte a potenciar la lectura de tus hijos en casa como una herramienta para la comunicación y el vínculo emocional. www.creciendoleyendo.com

También publicado en Medium.