Es importante promover en tus hijos los hábitos y rutinas, ya que estos harán de ellos niños más seguros y disciplinados

¡Qué rico compartir de nuevo con ustedes, seguidores de mundo Máh! La semana pasada les hable sobre cómo introducir las normas de manera efectiva con sus hijos. Hoy les comparto otro tema fundamental en el proceso de crianza y desarrollo en la primera infancia. Los hábitos y rutinas para niños.

 

Qué son hábitos, rutinas y sus beneficios

Entendamos como rutinas a un conjunto de acciones y pautas de cómo se hacen las cosas; el hábito es una costumbre que tiene un propósito determinado, perdurable en el tiempo porque se lleva a cabo día tras día. Te voy a poner el siguiente ejemplo para que comprendas lo dicho un poco más y de una forma más sencilla: tienes el hábito de hacer ejercicio, lo haces todos los días pero las rutinas –o sea tu forma de hacerlo no siempre es la misma­­–, unas veces trotas y haces abdominales, otras veces haces cardio o ejercitas tus piernas.

Gracias al hábito sabrán qué hacer en cada momento del día y, de igual manera, sabrán qué hacer en cada lugar

Es importante promover en tus hijos las rutinas y los hábitos, ya que estos harán de ellos niños más seguros. Gracias al hábito sabrán qué hacer en cada momento del día y, de igual manera, sabrán qué hacer en cada lugar. No irán como un barco a la deriva porque conocerán perfectamente el rumbo y el orden del día.

 

Cómo implementar hábitos y rutinas

Tú, como agente educativo, juegas el papel más importante ya que eres el alfarero de tus hijos. Si empiezas a implementar con tus hijos los hábitos y la rutinas desde que son pequeños, será más fácil que las interioricen y las pongan en práctica a lo largo de su vida. Además de proveerles esta facilidad temprana de adaptación a la rutina, estarás aportando bases fundamentales para el desarrollo de su personalidad. Por ejemplo: si desde los dos años empiezas a incluir en sus rutinas actividades como: organizar su cuarto y sus espacios de juego, más adelante él será una persona organizada, y el orden se convertirá en un hábito. No creas que esto sucederá de la noche a la mañana, recuerda que es un proceso que requiere de paciencia y tiempo.

A continuación encontrarás listados por edades de algunos hábitos y rutinas que puedes fomentar desde el hogar con tus hijos. Recuerda que la clave para lograrlo es paciencia, amor y perseverancia. No te recomiendo que lo hagas un día sí y otro no. Si quieres que un hábito perdure en el tiempo debes ponerlo en práctica todos los días. Al principio tú, como adulto, deberás estar ahí con tu hijo para apoyarlo y guiarlo, pero cuando ya tenga interiorizada la rutina, se convertirá en un hábito que automáticamente él o ella harán solitos.

 

introduce habitos con tu niño

Hábitos y Rutinas: 2 a 3 años

  • Ir al baño solito(a) con ayuda y supervisión del adulto (control de esfínteres).
  • Cepillarse los dientes, con refuerzo del adulto al final.
  • Recoger y guardar los juguetes: Con esto por favor ten mucha paciencia. Es muy diferente motivarlo y ayudarle a que lo haga, a que tú recojas sus juguetes cada vez que él los deje tirados.
  • Usar la cuchara para comer: Permite que se ensucie. Al principio le costará pero poco a poco la técnica se perfeccionará, recuerda que además este es un excelente ejercicio de motricidad fina.
  • Llevar la basura a su lugar.
  • Guardar la ropa sucia en su lugar.
  • Buscar pañales y toallitas.

Hábitos y Rutinas: 3 a 4 años

  • Comenzar a ponerse varias prendas de vestir: medias, zapatos, pantalón, chaqueta.
  • Lavarse las manos con jabón y secarlas.
  • Ayudar a tender la cama.
  • Ayudar hacer las compras en el supermercado.
  • Alimentar a la mascota.
  • Sentarse en la mesa para comer.
  • Lavar las frutas para la merienda.
  • Limpiar lo que se derrama.
  • Beber de un vasito o comer solo.
  • Bañarse y lavarse el cabello, con ayuda al finalizar.
  • Cepillarse los dientes.
  • Guardar los juguetes sin ayuda.

Hábitos y Rutinas: 4 a 5 años

  • Escoger su ropa y cambiarse.
  • Limpiarse después de usar el baño con refuerzo del adulto al final.
  • Ayudar con el reciclaje.
  • Ponerse los zapatos con velcro.
  • Hacer la cama en la noche (alistando la colcha).
  • Ponerse el abrigo.
  • Poner su puesto en la mesa.
  • Ayudar a guardar los alimentos del mercado.
  • Guardar la ropa y los zapatos en su lugar.

Hábitos y Rutinas: 5 a 6 años

  • Ayudar a preparar meriendas simples.
  • Amarrarse los zapatos de cordón, con ayuda si es necesaria.
  • Empezar y culminar una actividad asignada.
  • Utilizar correctamente los cubiertos en la mesa
  • Ponerse prendas de vestir que impliquen abotonarse.

Recuerda, mamá y papá, que cada niño es un mundo diferente, lo anterior es una guía. Habrá niños que hagan muchas cosas más de acuerdo a la edad. Por eso evitemos comparar. Respetemos los ritmos de aprendizaje de cada uno y simplemente estemos ahí, presentes, guiándolos con amor y respeto. Ya los frutos se verán. Recuerden que los quiero mucho y los invito para que dejen sus comentarios. Con amor, Carolina.

mm
Licenciada en pedagogía infantil y fundadora/directora de Con Sentido, una agencia de niñeras profesionales basada en Bogotá con enfoque en la primera infancia. En Mundo Máh! busca orientar y acompañar a los padres a través de sus más de 10 años de trabajo con niños. Vive con pasión este mundo y día a día pretende con amor y asertividad brindarles las herramientas necesarias que los lleven a ser más plenos y felices.

También publicado en Medium.