Entre los 18 y 24 meses los niños están preparados física y emocionalmente para aprender el control de esfínteres. Sin embargo, Cada niño es un mundo diferente…

El paso de dejar el pañal es un logro muy importante no solo para el pequeño sino para toda la familia. El control de esfínteres significa pasar de una conducta automática a una conducta voluntaria, lo que requiere tiempo.

La edad estipulada para que lo niños dejen el pañal está entre los 2 y 3 años, puedes ser antes o después de este rango sin que esto signifique algo especial. Lo que si es cierto es que comenzar el proceso antes de tiempo puede traer efectos negativos. Así que es mejor esperar que adelantarse a quietar el pañal.

Aquí hablaremos de 4 escenarios que deben darse para iniciar la despedida del pañal. Esto es solo una guía, se debe tener en cuenta la flexibilidad y circunstancias de cada niño.

 

1.Cuando le incomoda el pañal sucio. Algunos niños empiezan a mostrar signos de que han hecho popó o pipí, pueden avisar con palabras, señalando el pañal o tratando de quitárselos debido a que les incomoda tenerlo puesto sucio.

Esta es una señal positiva para que los padres inicien el proceso del control de esfínteres. Generalmente los niños logran controlar primero las deposiciones.

 

2. Pañal limpio por más de una hora. Ir dándose cuenta de que tanto tiempo hay entre una orinada o deposición y otra ayudará a que tengas un registro sobre cómo está el control de tu pequeño.

dejar panal bebes

 

3. Puede sentarse solo durante unos minutos. Otra señal básica y no menos válida es cuando los niños se sientan en el inodoro o silla de entrenamiento sin ser obligados, sin llorar o hacer pataleta por unos minutos.

Este punto debe ser divertido, para que asocien el lugar con cosas positivas y se animen a usarlo. Ten presente que no debes insistir mucho, esto podría ocasionar rechazo por parte del pequeño. Sea cual sea el caso lo mejor es establecer rutinas diarias claras para establecer el hábito.

 

4.Buena coordinación motora. Es importante darse cuenta de que tan independiente es el niño, si tiene buena coordinación motora, se mueve con agilidad, y si sigue indicaciones sencillas será más fácil el proceso para ambas partes.

Una vez hayas recibido estas 4 señales por parte de tu pequeño puedes iniciar el proceso para dejar el pañal. Básicamente este proceso se basará en establecer rutinas.

Instaurar horarios es preciso para calcular cada cuanto tiempo se debe sentar el niño en la sillita de entrenamiento. El tiempo aproximado para llevarlo al baño es de 45 minutos.

Intentar asociar la rutina a ciertos momentos claves del día será ideal, por ejemplo, antes de salir de casa, al volver, al despertarse o antes de ir a dormir.

Este proceso puede ser muy corto en algunos casos o un poquito más largo en otros, ten paciencia y refuerza la conducta del pequeño siempre que lo haga bien. Olvídate de los castigos porque pueden ser contraproducentes.

¡Paciencia!

 

mm
A través de Mundo Máh! queremos acompañar a todas las mamás y papás en el maravilloso camino de la crianza. Sabemos que es más fácil cuando tienes el apoyo y soporte de tu familia, amigos, otras mamás. En este espacio convergen mujeres y mamás que quieren compartir contigo sus experiencias, consejos e ideas. La meta: contribuir al desarrollo integral de tus hijos.

También publicado en Medium.