El gateo es el primer paso de autonomía de un bebé. El doctor Carlos Gardeta, afirma la importancia del gateo en el desarrollo humano…

El gateo es un proceso evolutivo importante para los bebés. Es el momento donde tienen la posibilidad de descubrir y explorar el entorno en el que viven. Actualmente es muy frecuente que los niños caminen sin antes haber gateado. Pero ¿Por qué es tan importante que los niños gateen?

Pues bien, está comprobado que gatear ayuda al desarrollo de la visión, el equilibrio, la motricidad gruesa, la orientación, la motricidad fina y la capacidad de escritura. Por lo tanto, si la fase del gateo se desarrolla como es debido se benefician conexiones entre los hemisferios cerebrales.

El reconocido doctor Carlos Gardeta Oliveros, enumera argumentos que afirman la trascendencia del gateo en el desarrollo de los niños. Aquí te compartimos 5 razones que debes considerar para que tu hijo gatee:

 

1. Desarrolla el patrón cruzado

El patrón cruzado es la función neurológica que logra el desplazamiento corporal de forma organizada y equilibrada del cuerpo. El movimiento del eje de las caderas y el de los hombros, tonificará de forma adecuada los músculos para que el bebé pueda mantener la columna recta para cuando esté listo para ponerse de pie.

 

2. Desarrolla el enfoque visual

Cuando los niños gatean y miran al suelo para poner la mano o la rodilla, el bebé enfoca los ojos a un mismo punto a corta distancia. Y cuando levanta la cara para mirar hacia donde se dirige, pone la vista en un punto infinito. Este ejercicio muscular para los ojos facilita la acomodación visual. Estudios de optómetras revelan que el 98% de los niños con estrabismos no gatearon lo suficiente.

mi bebe no gatea

 

3. Ayuda al aprendizaje de lecto – escritura

En el proceso del gateo se desarrolla la coordinación cerebral ojo – mano. Es decir, cuando el bebé gatea, entre la mano y el ojo hay una distancia similar a la que más adelante “habrá entre los mismos” al momento de leer y escribir.

4. Ayuda a la medición del mundo

Gateando el niño puede medir el mundo que lo rodea. La distancia que hay entre los ojos y la palma de la mano al momento de gatear es una medida primordial. Con la nueva medida corporal el bebé podrá medir lo que está a su alrededor.

 

5. Conecta hemisferios cerebrales

Por medio del gateo se crean rutas de información neurológica entre los dos hemisferios. Cuando se conectan los dos hemisferios el bebé podrá llegar de manera más rápida a funciones de mayor complejidad.  

No le restes importancia a esta etapa de tu bebé, ayúdalo a que conquiste el mundo y descubra su espíritu intrépido.  

 

mm
A través de Mundo Máh! queremos acompañar a todas las mamás y papás en el maravilloso camino de la crianza. Sabemos que es más fácil cuando tienes el apoyo y soporte de tu familia, amigos, otras mamás. En este espacio convergen mujeres y mamás que quieren compartir contigo sus experiencias, consejos e ideas. La meta: contribuir al desarrollo integral de tus hijos.

También publicado en Medium.